martes, 9 de septiembre de 2008

Mini-libreta de artista

Sigamos con el dibujo...

Hay dos recomendaciones muy útiles que nos dieron en Bellas Artes, confieso que en Pontevedra, y que hemos aplicado desde entonces:
  1. Buscar soportes para pintar y otras cosas útiles incluso en la basura, rescatándolos de acabar en un vertedero.
  2. Llevar siempre encima una libreta de artista, es decir, un bloc donde apuntar ideas y hacer dibujos de lo que se nos vaya ocurriendo o vayamos viendo. Puede servir para desarrollar proyectos o bien registrar lo que se nos ocurra, utilizarlo como libreta de viajes...
Lo primero empezamos a hacerlo Carmen y yo en la Facultad. Con el tiempo ese reciclaje incluyó muebles y todo tipo de cosas. No obstante, lo de la libreta de artista ya lo hacíamos antes de ir a Pontevedra.

Generalmente solemos llevar, tanto ella como yo, una o dos libretas encima. En algunos casos la necesidad hace que convivan dibujos y apuntes de cosas artísticas con otras más prosaicas, como la lista de la compra, o el teléfono de alguien.

Hace unos meses cambié mi enorme y pesada alforja por otra bolsa más pequeña, comprada en un "Todo a 100" chino. Pero no me cabía mi libreta de siempre -formato DIN A5- y tuve que buscar otra más pequeña.

Elegir una libreta de artista no es tan fácil. Tiene que tener unas pastas suficientemente resistentes para aguantar en la bolsa o bolsillo sin arrugarse o romperse. Además siempre buscamos una libreta de algún modo especial, que sea bonita, con un papel agradable o raro... En ocasiones uno mismo la fabrica, pero cuando hay prisa acabas comprándola en los chinos.

La mía actual mide sólo 8x11 cm. Es esta:

La empecé el 27 de mayo de 2008 (siempre les hago una portada donde pongo la fecha de inicio). Ya la he llevado a muchos sitios, y suelo dibujar en ella con bolígrafo, lápiz, rotuladores, pluma, ceras, acrílicos... según lo que tenga a mano.

En principio me planteé usarla de agenda, porque no suelo ser capaz de llevar normalmente, día a día, una de las de verdad. Pero finalmente me compré una agenda y uso esta casi sólo como libreta de artista. Lo único es que me obliga a dibujar en un tamaño diminuto, menos mal que soy miope y veo bien de cerca. A veces la uso para dibujar mientras acompaño a mi mujer a sus jornadas de Pintura en Acción, porque me aburro si sólo hago fotos, por eso la tengo dibujada en varias de las hojas, junto a paisajes de los sitios que ella visita.

http://anxovarela.com/debu/minilib01/slides/10.jpgAquí podéis ver una galería de los dibujos, con notas sobre la realización de cada uno.

6 comentarios:

Brasas dijo...

Lo de las libretas de artista tiene mucho encanto. Aquí tenéis a otro fanático de los cuadernos, hace vídeos y todo con ellos; su web da una sensación bastante activa y animosa:

http://www.4ojos.com/blog/?tag=cuadernos

Anxova dijo...

¡Muy chulo! Lo enlazaré, muchas gracias.

mariano dijo...

buenísimas ambas cosas

Andres Martinez Varela dijo...

Muy chulo los dibujos de la libreta. Me quedo con el apunte rápido desde el catamarán y en los que usaste acuarela o lápices acuarelables (?)

Esto de los libros de artista tienen. como dice Brasas, mucho encanto. Uno de los factores de ese encanto, creo, es que los libros de artista suelen estar desprovistos de grandes pretensiones. Y normalmente tienen un componente íntimo y cercano que es donde para mi radica su grandeza.
De todas formas yo diferenciaría al menos 3 tipos de "libros de artista":
1. El que se utiliza como escenario de bocetos de futuras posibles obras. Así como disculpa perfecta para probar efectos concretos, composiciones, etc. Es el que se realiza normalmente en viajes, por ejemplo.
2. El que se usa como desarrollo de ideas que se le van ocurriendo a uno. Normalmente se suelen usar dibujos esquemáticos y anotaciones al margen. La diferencia fundamental con el otro es que no se preocupa uno del resultado plástico. Es el dibujo usado para ilustrar una idea que posteriormente se puede usar.
3. El libro de artista tratado como un objeto en si mismo. Como formato, me explico. Suele ser menos intimista que el primero y mucho más pretencioso, pero hay ejemplos realmente logrados.

Por supuesto están las mezclas de todos ellos. Y todas las posibles variantes y técnicas.
No se si esta "clasificación" es correcta o conoceis otros tipos de libros de artista.
Me están entrando ganas de empezar yo uno!!

Brasas dijo...

si haces uno sería imperdonable que no lo dedicases a los jardines orientales xD

Andres Martinez Varela dijo...

Y va por tí!!!!!! jajaja